el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

martes, 30 de marzo de 2010

¡En el noticiero del canal 98 pasan los crímenes en vivo y en directo!


Resulta que me puse a mirar a ver si pasaban alguno de esos programas de concursos, pero estaban dando un noticiero.
Se veía a una viejita que pasaba por la vereda, detrás de la puerta de vidrio. Pobre, apenas podía caminar. Se ve que iba a hacer algún mandado, porque llevaba el monedero en la mano. De repente, vino corriendo un chico de gorrita, y se lo quiso arrebatar. La viejita se agarró fuerte del monederito con las dos manos, así que el chico la tuvo que zamarrear bastante para sacárselo. La cosa es que la vieja terminó cayéndose arriba de la montaña de tierra que dejaron los arqueólogos. ¡Menos mal que no se cayó adentro del pozo, que, entre parentis, nunca lo taparon, y está lleno de agua!
Por suerte, justo salío de adentro del estudio un señor que la ayudó a levantarse, y la hizo pasar, seguro para darle un vaso de agua. Pero cuando el tipo quedó de frente a la cámara, me quise morir: ¡era el descuartizador!
Enseguida me puse a mirar los canales de noticias del cable, a ver si algún otro también  tenía algún móvil en la zona.
En TN estaba esa señora gorda rubia que adivina el futuro, que se ve que la tienen contratada para varios programas. La saqué enseguida, porque me da impresión: siempre está hablando del apocalicsis, y además tiene esa voz ronca que da miedo, y cuando habla mira a cada minuto para el costado, como si tuviera miedo de que la vengan a buscar del manicomio. A mí me gustaba más Horangel, que en paz descanse, que por lo menos cada tanto adivinaba alguna noticia buena.
En C5N parece que tampoco se habían enterado del robo a la viejita, porque estaban mostrando un embotellamiento de autos desde un helicóptero.
Entonces puse Crónica TV, que esos siempre llegan antes que nadie cuando hay un crimen. Pero estaban dando el programa que conduce la otra rubia, esa tan simpática que siempre se ríe. Estaba con un enano y una gallina. El enano le explicaba a la rubia que se quería casar con la gallina, pero que un juez no los dejaba. Y la rubia le decía que qué barbaridad, que lo estaban discriminando por ser enano. A mí me dió lástima, porque se ve que estaban enamorados: la gallina lo miraba con una carita...
La cosa es que haciendo samping se me pasó un buen rato, y cuando volví a poner el 98 casi me desmayo:
se ve que el descuartizador ya se había despachado a la viejita, porque ya estaba sacando las bolsas negras a la vereda.
Pobre mujer, lo que es el destino: arrebatada y descuartizada en el mismo día.
Esta noche voy a mirar el noticiero del 9. Ahí seguro que pasan todos los detalles.

martes, 16 de marzo de 2010

Los programas para niños del canal 98 son un mal ejemplo


Los programas para niños del canal 98 son un mal ejemplo
Esta mañana dieron uno que también era como un concurso. Resulta que a eso de las siete y media empezaron a salir niñitos de guardapolvo blanco por la puerta de los  puntos. Me pareció que era un poco temprano para andar haciendo participar a escolares en un concurso, pero hoy en día los padres, son capaces de llevar al hijo a cualquier programa de la tele, así lo ve algún productor y después lo llama para hacerle un catering, y en una de esas, si se hace famoso, se salva toda la familia.
La cosa es que los chicos salían por la puerta todos muy prolijitos, peinaditos, con el guardapolvo inmaculado y planchadito, caminaban hasta la puerta de vidrio y se iban para la calle. Eso sí: con bastante cara de dormidos. El conductor del programa los saludaba con una sonrisa y les acariciaba la cabeza. Lo raro es que entre saludo y saludo, le pasaba un escobillon al piso del estudio.
No me di cuenta cuál era la prenda que tenían que hacer, pero  enseguida me fijé cuántos puntos marcaba el cartelito de arriba de la puerta, y resulta que todos sacaban cero.
Al mediodía dieron la segunda parte.
Ahí los niñitos llegaban de la calle, y se iban metiendo en la puerta de los puntos.
Ahora, cuando el conductor les quería acariciar la cabeza, algunos le hablaban poniendo cara de asesinito. Lástima que el 98 sigue sin sonido, porque por la cara que ponía el conductor, parece que lo que le decían era bastante impresionante. Uno le pateó un tobillo. Otro le mordió un dedo. Y otro le dio un cabezazo en las partes.
Además, ahora no estaban tan prolijitos como a la mañana. Unos cuantos tenían el guardapolvo todo manchado. Una nena, que a la mañana tenía unas trencitas hermosas, llegó con la cabeza que parecía un nido de caranchos.
En eso entraron dos que parecían hermanitos. Me hicieron acordar a unos que habían aparecido en un programa de turismo, porque el nene le tiraba del pelo y la nena lloraba. pero ahora no estaba la mamá que era la que le pegaba un coscorrón al nene.
Uno se hizo todo el camino desde la puerta de vidrio hasta la puerta de los puntos jugando a la pelota con la mochila de los útiles.
Lo raro es que a la mañana, que parecían ejemplares blancas palomitas, todos sacaron cero puntos. Y ahora, aunque estaban hechos unos salvajes, mal que mal, todos sacaban algún puntito: que cuatro, que seis, que siete...
Al final de todo llegó el de la patineta, que ya había participado en el concurso del otro día. A ese, ni guardapolvo le quedaba. Y además, cuando pasó al lado del conductor, le hizo un gesto ocseno con el dedito. Igual, de nuevo sacó diez puntos. Para mí que está acomodado. Debe ser el sobrinito del dueño del canal, o algo así.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Siguen los programas de entretenimientos en el canal 98


Siguen los programas de entretenimientos en el canal 98
Ayer dieron uno que se parece al de Marley
Resulta que a la mañana temprano, el descuartizador(que entre paréntises se debe estar regenerando, porque hace rato que no lo veo sacar bolsas con restos humanos), estuvo un rato laaaargo pasando la enceradora en el piso del estudio. Al pobre hombre lo siguen usando para todo, en ese canal, porque al rato, ya estaba como conductor del programa.
Parece que la prenda que tenían que hacer los participantes, era llegar desde la puerta de vidrio hasta la puerta de los puntos sin caerse.
El primero que participó fue un señor mayor, que se parecía bastante al del 7ºB, que es uno que una vez me lo encontré en la sala de espera del doctor del PAMI, y ahí me contó que está operado de la cadera, como yo. La cosa es que se mandó una patinada que parecía de Jolidai on Ais, pero no se llegó a caer, porque hizo equilibrio revoleando el bastón. El conductor lo agarró del brazo cuando ya estaba llegando a la puerta de los puntos, y lo ayudó a entrar. Yo me fijé, y aunque no se cayó, sumó 7 puntos, nada más. Le deben haber descontado por la ayuda del conductor, seguro.
Después, entró un nene que venía con una patineta abajo del brazo. Ese se ve que estaba entrenado, porque tomó carrera, se agachó, y llegó hasta la puerta de los puntos en un periquete, como si siguiera arriba de la patineta. Sumó 10, pero yo digo que no tendrían que poner a competir a un anciano con un niño, porque no es parejo.
El programa terminó un poco mal, porque al rato participó una señora que venía con unas bolsas como de supermercado. No sé cómo no le avisaron que para hacer la prueba las tendría que haber dejado por ahí. Pobre mujer, en cuanto puso un pie en el piso del estudio, empezó a revolear las piernas y los brazos, y se le cayeron todas las bolsas. Encima no pudo sumar ni un punto, porque antes de llegar a la puerta, se golpeó la nuca contra el piso, y quedó como desmayada. Entonces el conductor, que no la había alcanzado a sujetar, se agarró la cabeza y empezó a llamar desesperado por el celular, se ve que al servicio médico del canal.
Me parece que no debe tener mucha experiencia, porque no se avivó de pedir un corte, y que pasen alguna publicidad, como se hace en la tele cuando se muere alguno en cámara

sábado, 6 de marzo de 2010

A la Pochi la tienen a los saltos, en el Ministerio


A la Pochi la tienen a los saltos, en el Ministerio
Desde que está de secretaria del Subsecretario, la llaman a cualquier hora, y tiene que salir apurada.
Anoche le sonó el celular como a las once de la noche, y al ratito se fue. Me dijo que era por una reunión urgente.
Yo me desvelé, y puse el canal 98. Estaban dando de nuevo esa serie de la mujer que se anda toqueteando con el del auto lujoso. Pero la agarré justo cuando el auto arrancaba y se iba.
Entonces me puse a mirar la puerta del costado, que tiene el cartel con los números arriba.
Al rato, el cartel empezó a cambiar de número solo, sin que entrara nadie por la puerta: cero, uno, dos, tres, así hasta el seis.
Enseguida, otra vez los números para abajo: seis, cinco, cuatro, ecectera, hasta el cero.
Entonces, salió un tipo por la puerta. Se ve que sigue el programa de entretenimientos, y el tipo debe haber estado ahí adentro desde temprano, pero parece que la prenda que le había tocado no la pudo hacer, porque perdió todos los puntos que había ganado, y debe haber quedado descalificado, porque salió por la puerta de vidrio del estudio, y se fue. Cuando pasó enfrente de la cámara, le vi la cara, y me hizo acordar al del 6º B, que atiende una farmacia, y cada tanto le toca trabajar de noche.
Al ratito, llegó un muchacho joven, musculoso, muy buen mozo. Se paró frente a la puerta de vidrio, sacó el celular y mandó un mensajito. Seguro que era otro participante
Entonces, el cartel de arriba de la puerta, se puso él solo a sumar puntos de nuevo: cero, uno, dos, y así, ¡otra vez hasta el seis!
Ahí me  despabilé del todo, así que presté mucha atención: ni bien había llegado al seis, el cartel empezó a descontar puntos. Cuando llegó al cero, se abrió la puerta, y salió una señora en deshabillé. No me dí cuenta cuándo había entrado, pero se ve que a ella tampoco le salió bien la prenda que tenía que hacer. Aparte, qué informal, ¡presentarse en un concurso de la tele vestida así nomás, de entrecasa!
La cosa es que la señora fue hasta la puerta de vidrio, le abrió al muchcho musculoso, y se metieron los dos juntos en la puerta de las prendas. Se ve que es uno de esos concursos donde se puede pedir ayuda a algún pariente, o amigo. Éste no sé bien si era parienrte o amigo, porque antes de cerrar la puerta me pareció que la estaba agarrando del culo.
Pero parece que el muchacho venía más`preparado para el concurso, porque ahí empezó a subir la cuenta de nuevo. Otra vez llegaron a los seis puntos.
Por un rato largo no pasó nada. Yo digo que el director del canal tendría que darle un poco más de ritmo a los programas. No sé, poner un número musical en el medio, o algo.
Resulta que con el aburrimiento me quedé dormida, y cuando me volví a despertar habían pasado como dos horas. Por suerte, pesqué el final del concurso: el cartel de los puntos otra vez empezó a bajar, llegó a cero, y ahí salieron los dos. Al final, perdieron todos los puntos que habían ganado. Para mí que las prendas deben ser muy difíciles.
Por eso se ve que hay como un repechaje, porque la mujer lo acompañó al muchacho hasta la puerta de vidrio, lo despidió y se volvió a meter en la puerta de los puntos.
A esta también le vi cara conocida. Es casi idéntica a la del 6º B, la mujer del farmacéutico.

martes, 2 de marzo de 2010

A la Pochi se ve que le aumentaron el sueldo en el Ministerio



A la Pochi se ve que le aumentaron el sueldo en el Ministerio
El año pasado se quejaba de que ganaba poco. Pero desde que está de secretaria del Subsecretario, primero compró el esplic (menos mal, porque con la ola de calor que hubo, el ventilador de techo no hubiera dado abasto). Después, se vino con la lactop, pero esa dice que se la dieron en compensación porque se tuvo que ir a acompañar al jefe a un trabajo en ese pueblito del norte, en pleno verano.
Y ahora, la tele nueva, esa que le llaman LSD.
Yo creía que eso era una droga, pero parece que no. Aunque hay algunos sicólogos que dicen que sí, que la tele es como una droga, porque uno se va quedando cada vez más tiempo mirando ese aparato. Como que se agarra un vicio.
A veces me parece que yo ya lo tengo, al vicio, pero solamente con el canal 98, que aunque es en blanco y negro y sin sonido, es el que tiene los programas más entretenidos.
Y resulta que como la tele nueva es más alargada que la otra que teníamos, ahora en el 98 se ve una parte del estudio que antes no se veía.
Al costado, al lado del escritorio chiquito, ahora se ve una puerta, con un botón al costado, y un cartelito arriba, con un número.
Estuve mirando un rato, y en eso llegó desde la calle un tipo con una cara que me hizo acordar al del 8ºC. Se paró adelante del escritorio, y el actor que hace de descuartizador, que estaba sentado ahí, lo saludó, sacó un sobre de una pila que tenía ahí arriba y se lo dió. El tipo abrió la puerta y se metió adentro.
Entonces el número del cartelito, que era un cero, empezó a aumentar: uno, dos, tres, ecectera.
No lo entendí bien, pero para mí que es un programa de entretenimientos: se ve que al descuartizador lo pusieron de conductor, y el sobre ese que le dió al tipo era una prenda que tenía que hacer cuando se metía en la puerta esa, y el cartelito de arriba era para marcar los puntos que iba ganando. Pero por lo visto no llegó a completar la prenda, porque el número del cartelito llegó nada más que hasta el ocho.
Pensándolo bien, bastante aburrido el juego, porque no muestran lo que pasa adentro de la puerta.
Mejor cambio y lo pongo a Marley.