el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

miércoles, 21 de julio de 2010

Parece que empezaron las vacaciones de invierno

Eso estaban diciendo esta mañana en los noticieros.
Pero lo que pasaban era lo mismo que todos los años. Los papás y las mamás llevando a los hijitos de acá para allá: que al cine, que al teatro, que a la plaza, y los periodistas preguntándoles cómo se las arreglan para acompañar a sus niñitos en estas dos semanas que tienen libres para divertirse a su antojo, sin descuidar sus respectivos trabajos, porque no todos los padres se pueden tomar vacaciones en esta época del año.
Así que se me ocurrió poner el 98, para ver si decían algo sobre el tema.
¡Ese canal nunca me defrauda! Se ve que estaban pasando un informe especial sobre cómo se entretienen los niños cuyos padres no los pueden acompañar todo el tiempo.
Los protagonistas eran un nene y una nena, que hacían de hermanitos, y que me parece que eran los mismos que en el verano habían aparecido en un programa de turismo. Resulta que el nene bajó corriendo por la escalera que está al lado de la puerta de los puntos, y se puso al costadito, con la espalda pegadita contra la pared. Enseguida apareció la nena, también corriendo, y entonces el nene le puso el pie. La pobre niñita salió despedida, y cayó toda descuajeringada. Se ve que son niños que deben estar acostumbrados a jugar así, porque la criatura se levantó como si nada, y le pegó una patada en la canilla al hermanito. Pero la cosa no pasó a mayores, porque enseguida se pusieron de acuerdo en prenderle fuego a la cola del perrito de la diputada que se parece a la vieja del 3ºB, que justo entraba al estudio desde la calle. ¡Pobre animalito de Dios! Se ve que le quería avisar a la señora que se estaba quemando, porque saltaba de acá para allá, pero la diputada ni se enteró, porque iba hablando por celular, dele hacer gestos con las manos. El perrito parece que se resignó, porque se puso a arrastrar el traste por el piso, hasta que apagó el fuego, el solito, y se fue atrás de la dueña, que siguió caminando y empezó a subir la escalera.
Mientras, los niñitos, que ya estaban aburridos de nuevo, abrieron la puerta de los puntos, y la empezaron a usar como arco de fútbol. El nene atajaba, y la nena le pateaba una pelotita de tenis, y cuando le hacia un gol, se ponía a dar la vuelta olímpica y a saltar arriba del escritorio que está al lado de la puerta de vidrio.
Pero se ve que hoy en día los chicos se aburren rápido, y ningún juego les dura mucho rato, porque enseguida, aprovechando que la puerta de vidrio había quedado mal cerrada, se fueron para la vereda, y dejaron la puerta de los puntos así nomás, abierta. El cartelito de arriba, en vez de números decía PA, y se prendía y apagaba.
Cuando salieron a la calle, el nene se puso  a hacer bolas con el barro que está amontonado al costado del pozo de los arqueólogos, que entre parentis hace como siete meses que está abierto y nunca lo vinieron a tapar. La cosa es que empezó a tirarle las bolas de barro a la nena, que como era muy ágil las esquivaba todas, y pegaban en la puerta de vidrio. Se ve que habían estado mirando en los noticieros que estuvo nevando hasta en Jujuy, y como acá no cayó ni un copo, se las arreglaron con lo que tenían a mano. ¡Los niños son tan imaginativos!
Pero en eso apareció el descuartizador, y cuando vio el enchastre que habían hecho, los quiso atrapar, pero le pasaron corriendo en cuatro patas por abajo de las piernas, y subieron rapidito por la escalera.
El descuartizador quiso subir él también, pero no los pudo perseguir, porque tuvo que asistir a un viejito que venía bajando con la boca abierta y la lengua afuera, casi arrastrándose por los escalones. ¡Pobre! Me hizo acordar al que vive en el 9ºA, que me contó la Pochi que sufre del corazón y le tuvieron que poner un marcapasos.
La cosa es que esos nenes se salvaron por poco, porque si el descuartizador los llegaba a alcanzar, esta noche seguro los sacaba a la vereda en dos bolsitas negras.

Photobucket

viernes, 9 de julio de 2010

¡Me estoy poniendo al día!


Hoy  en  el noticiero dijeron que se está por cumplir un mes desde que pusieron un sistema de que los vecinos pueden sacar fotos a los autos mal estacionados y mandarlas a la municipalidad para que les hagan la multa.
Se ve que estuve internada bastante tiempo, porque yo ni me había enterado.
Uno de los de la tele dijo que hubo abusos, y que algunos aprovecharon para acusar al vecino nada más que porque le tienen bronca.
Como no entendí muy bien cómo es el sistema, puse el canal 98, a ver si ahí lo explicaban mejor.
Y sí. Estos del 98 se ve que quisieron dar un servicio a los televidentes, porque estuvieron todo el día pasando unos avisos explicativos.
Primero, mostraron al descuartizador, que estaba regando la vereda. En eso estacionó un auto enfrente de la puerta de vidrio, justo donde hay un cartel de Prohibido Estacionar. Del auto se bajó un señor que lo ví muy parecido al Administrador del edificio. Entonces lo saludó al descuartizador con una palmadita en la espalda, entró al estudio y se metió en la puerta de los puntos. El descuartizador se había quedado haciéndole una sonrisita, pero en cuanto el hombre se dio vuelta, largó la manguera, sacó el celular del bolsillo de la camisa y se puso a sacarle fotos al auto, de adelante y de atrás.
Al rato, salió del estudio la diputada con su perrito. Se ve que el pobre animalito de Dios tenía mucha urgencia, porque en cuanto puso las patitas en la vereda se mandó una defecación. La diputada hizo como que no había visto nada, y salió caminando, tironeándolo de la correa al pobre animal, que como no había podido terminar, salió caminando todo agachadito. ¡Qué plato! Pero justo se cruzaron con el político ese que está enfermo de los nervios, y se pusieron a discutir. Se ve que él  le reclamaba a la diputada porque no había juntado la materia fiscal con una bolsita, o algo así, y la diputada le contestaba sacudiendo el hombro para arriba. Entonces el político nervioso la quiso estrangular, como siempre que discuten. Pero como el perrito se puso a saltar en dos patitas para morderle las partes, el político nervioso se distrajo y la diputada se pudo soltar, y salió caminando rapidito, con el perrito a la rastra. Ahí el político nervioso sacó el celular y le sacó una foto a la defecación.
Después, entró por la puerta de vidrio la actriz esa que se parece a la atorrantita del 5º C, con unos pantalones ajustados y un escote que se le veía la mitad del busto. Traía unas bolsas en la mano, y se agachó para apoyarlas en el piso. Ahí sí que se le vio el busto completo. Justo en ese momento estaba saliendo un muchachito que me hizo acordar al hijo del farmacéutico del 6º B, que está en la edad de tocarse. Así que sacó el celular del bolsillo del pantalón, para sacarle una foto, seguro para mandarla a la municipalidad para que le hagan una multa por exhibiciones ocsenas. Pero resulta que la chica, en vez de taparse un poco, se puso como las bailarinas deTinelli, agarrándose el pelo con una mano, con las tetas para adelante y el culo parado, y con la otra mano le tiraba besitos.
Al final, no entendí cómo es esto de las multas modernas. Igual, cuando vuelva la Pochi le voy a decir que me busque la Kodak Fiesta que le habíamos comprado para el viaje de egresados, porque le quiero sacar una foto a la vieja de enfrente, que cuando se lava las bombachas las pone a secar en la baranda del balcón.

Ah! después se me ocurrió poner los canales de deportes a ver qué decían del Mundial, pero me parece que como esta vez Argentina no participó, mucho no les interesa. En vez de hablar de fútbol, están todos dando recetas para preparar pulpo a la cacerola.

Photobucket

sábado, 3 de julio de 2010

¡Por fin estoy de vuelta en casa!


Resulta que ese lugar donde me desperté, era el sanatorio del PAMI.
Parece que me había atragantado con el Arroz con Leche del Bicentenario, y me dejó de circular el aire al celebro, o algo así. El doctor me explicó, pero no entendí muy bien
La cosa es que a los dos o tres días ya me estaban por dar el alta, porque estaba lo más bien.
Pero enseguida que una de las enfermeras me puso una inyección, empecé a ver todo borroso. Lo último que escuché fue a otra que le decía: "¡Pelotuda! ¡La insulina era para la vieja de la cama de al lado!".
Después no me acuerdo más nada
No sé muy bien cuántos días pasaron, pero esta mañana la Pochi me fue a buscar, y acá estoy, un poco débil, pero con el control remoto en la mano, haciendo samping a todo lo que da, a ver si me pongo al día.
Parece que está el Mundial, pero no es como antes. Ahora juegan nada más que cuatro países: No sé si entendí bien, porque estoy un poco mareada, pero creo que son Alemania, Holanda, Uruguay y España.
¡Argentina no figura! Es una lástima, porque si nos dejaban participar, seguro que salíamos campeones, y los festejos del Bicentenario iban a quedar a la altura de un poroto de soja.
Me tengo que acordar de decirle a la Pochi que llame al técnico, porque se ve que este televisor nuevo que compró, será muy LSD, y qué se yo cuanto, pero resulta que cuando pasan los partidos, lo único que se escucha es un ruido que parece que hubiera un panal de abejas adentro del aparato.
En el canal 98 lo único que están pasando es a unos muchachos sentados en el cordón de la vereda que se ve a través de la puerta de vidrio. Están todos vestidos con la camiseta de la selección, y algunos tienen esos gorros de cuatro puntas, como de arlequín. Parece como que están llorando, y hay uno que tiene una corneta larga y finita, pero en vez de soplar, se la está queriendo tragar.
Para mí que es una de esas obras de teatro moderno, porque no la entiendo.

Photobucket