el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

domingo, 31 de enero de 2010

Parece que aflojó un poco el calor en Buenos Aires


Parece que aflojó un poco el calor en Buenos Aires.
Ojalá que en ese pueblito del norte donde está trabajando la Pochi también refresque, aunque sea a la noche.
Acá en las Termas sigue haciendo 45 grados, pero prácticamente no me doy cuenta, porque me paso todo el día metida en las piletas, que tienen el agua más fresquita. A 38, creo.
Dicen que son aguas muy curativas, para la artrosis, la diabetis, y esas cosas.
A mí me hicieron bien para la presión, que la tenía un poco alta. El otro día, que estuve en la pileta como ocho horas seguidas, en un momento se me puso todo negro, y cuando me desperté estaba en la guardia del Hospital. Me dijo el doctor que me había bajado a siete. ¡Qué plato, yo que siempre tengo veinte, o veintiuno!
La comida del hotel es muy típica: locro, carbonada, chivito.
Lo que es una lástima es que el canal 98 acá parece que no lo tienen. Se ve todo como una lluvia. Y eso que probé con el control remoto de casa que me traje escondido en el monedero, pero no hay caso.
Igual, mucha tele no veo, porque después de la cena me quedo dormida enseguida. No se por qué será, porque a mí siempre me cuesta.

jueves, 21 de enero de 2010

La Pochi me consiguió vacaciones por el Ministerio


La Pochi me consiguió vacaciones por el Ministerio
Resulta que ella tiene que acompañar al jefe que tiene que ir a hacer un trabajo afuera. Cuncán, Cuncún, creo que me dijo, o algo así. Por el nombre debe ser algún pueblito del norte. Yo le dije si después le van a reconocer el sacrificio que está haciendo, en esta época del año, con los calores que hay, pero ella me dijo que no me preocupe, que va a estar bien.
Y para no dejarme sola en el departamento todo ese tiempo, me consiguió por la obra social del Ministerio quince días en las Termas de Río Hondo. Dicen que es lindo, porque va mucha gente de mi edad. Quién sabe, por ahí engancho algún candidato, ¡jijiji!
Me contó que el hotel tiene televisión en la habitación y todo. Lo que no sé es si allá transmitirá el canal 98.
Yo por las dudas me voy a llevar el control remoto en el monedero.

miércoles, 20 de enero de 2010

Hoy el canal 98 estuvo bárbaro !!!


Hoy el canal 98 estuvo bárbaro !!!
Después de las cinco de la tarde lo puse a ver si pasaban alguna novela.
Pero no. Había un programa que al principio no lo entendí. Estaba el actor que está remplazando al decuartizador, pero no hacía nada. Estaba parado en la puerta de vidrio del estudio, con el celular en la mano, meta mandar mensajitos. Nada más que eso.
Me quedé mirando como una hora, y era siempre lo mismo.
Así que me fui para la pieza de la Pochi, para robarle un cigarrillo, como hago a veces que estoy aburrida.
Me pareció raro, porque en el cajón de la mesita de luz, en vez del atado de los que fuma siempre, había dos o tres sueltos, chiquitos, y todos arrugados. Para mí que esta chica anda mal de plata, y tuvo que cambiar por unos más baratos. El otro día escuché que se quejaba por teléfono con una compañera porque en el Ministerio todavía no les habían pagado.
Pero bueno, yo me prendí uno igual, y me volví a sentar a mirar el 98.
¡Qué plato que me hice con el que mandaba los mensajitos! ¡Era muy gracioso! ¡Me estuve riendo sola toda la tarde!
Después como ya me dolía la panza de tanto reirme, cambié de canal, y puse ese donde cocinan. Justo estaba un tipo preparando una torta de chocolate y crema. ¡Dios mío, qué hambre que me dió!
Voy a ver si hay algo rico en la heladera

lunes, 18 de enero de 2010

Esta mañana vi otra propaganda en el 98


Esta mañana vi otra propaganda en el 98
Pero era más tonta que la de las bebidas de la otra noche.
El aviso era así: se paró un camión de Soda Sanfredi frente a la puerta de vidrio del estudio, y un gordo todo transpirado se puso a bajar cajones a la vereda.
De cada cajón iba sacando los sifones de a uno, y de cada sifón se tomaba un chorrito, directamente en la boca. Después los volvía a poner en el cajón, bien ordenaditos.
En eso, el actor que reemplaza al descuartizador, le abrió la puerta. (A éste se ve que lo explotan igual que al otro, porque lo hacen trabajar en las series y en los avisos)
Entonces, el gordo iba entrando los cajones. Estuvo así un buen rato.
Yo sigo sin entender a los que hacen estas publicidades modernas.
Si querían hacer que a los televidentes les diera ganas de tomar soda Sanfredi, en el aviso hubieran puesto un chico musculoso y una chica en bikini mostrando el culo, y no a un gordo todo sudado.

viernes, 15 de enero de 2010

Los avisos que pasan en el canal 98 también son bastante raros


Los avisos que pasan en el canal 98 también son bastante raros.
Parece que para ahorrar, meten varios productos en una misma propaganda.
Anoche justo agarré uno que se ve que era de bebidas, todo con chicos y chicas jovencitos, muy divertidos, muertos de risa.
A cada rato entraban al estudio de a uno o dos, todos con botellas en la mano. Pero no eran todas de la misma marca. Algunos llevaban cervezas, otros vino, otros fernet. Una chica entró con una bebida blanca que me hizo acordar al anís 8 Hermanos que tomaba mi finado marido, el papá de la Pochi.
Por la forma que se bamboleaba parecía que ya se había mandado media botella.
Yo no sé en qué piensan los que hacen las publicidades de ahora. Con avisos así, ¿a quién van a convencer?
A mi me gustaban más las propagandas que pasaban antes en la tele, como esa de las pastillas Renomé que hacía Cacho Fontana, con esa voz que tenía, que en paz descanse por las dudas, porque no estoy segura si se murió.
Hablando de pastillas. Después le tuve que sacar de la mesita de luz de la Pochi una de esas que toma para dormir, porque en el departamento de arriba  parece que había una fiesta. Mínimo debía ser un cumpleaños de quince o un casamiento, por el escándalo que hacían.

miércoles, 13 de enero de 2010

Al actor que hace de descuartizador le deben haber dado vacaciones


Al actor que hace de descuartizador le deben haber dado vacaciones.
También, ¡si aparecía en casi todos los programas!. ¡Y cuando no actuaba, lo ponian a encerar el piso del estudio, o a regar las baldosas! Si no descansaba un poco, le iba a agarrar un surmenash.
La última vez que lo ví en un programa, fue en ese sobre turismo, cuando le ayudó a cargar los bolsos a la familia que salía de vacaciones. Entre paréntises: nunca pude enganchar la segunda parte, donde seguro mostraban la playa adonde iban. Es que no sé los horarios de la programación del canal 98, porque en la revista del cable no figura.
Yo al principio me quedé más tranquila, porque a mí esa serie del descuartizador me daba impresión.
Pero anoche ¡Apareció otro!
Era más petisito, y medio pelado, pero tembién estaba sacando bolsas negras a la vereda. Éste sacó nada más que dos bolsas.
Se ve que mató a alguien más menudito, o guardó una parte en la heladera.

lunes, 11 de enero de 2010

Parece que hay una ola de calor



Parece que hay una ola de calor.
Acá en el departamento no se siente, porque la Pochi el verano pasado compró el esplic. Igual yo lo prendo nada más que un ratito, porque se me seca la garganta y me da la tos.
Pero en los noticieros se pasaron todo el día mostrando a la gente que se mojaba con cualquier cosa, para refrescarse.
En el 98 estaba el programa de los perros, y se ve que era para explicar cómo hay que hacer para que los pichichos no sufran en el verano.
Porque el muchacho que conduce el programa, en vez de atarlos al árbol, como hizo la otra vez, los había dejado sueltos.
Al ratito nomás, ya estaban todos nadando adentro del pozo de los arqueólogos, que entre paréntises, no volvieron más, ni siquiera para sacar el agua y fijarse si no se arruinaron las ruinas.
Ahora: el conductor no es muy serio que digamos, porque en vez de explicarle a los televidentes los peligros del golpe de calor perruno, estaba tirado abajo del árbol, con ese gigarrillo chiquito que fuma siempre en una mano, y una botella de cerveza en la otra.
Se reía solo, no se de qué.

sábado, 9 de enero de 2010

Anoche, la Pochi tuvo otra reunión en el Ministerio


Anoche, la Pochi tuvo otra reunión en el Ministerio
Al rato que se fue, puse el 98, y estaban dando otro capítulo de la novela brasileña con la actriz esa que se parece a la atorrantita del 5ºC.
Ahora estaba con un actor bastante parecido al doctor del 1ºB, pero como estaba oscuro, no pude ver bien.
Estaban del lado de afuera de la puerta de vidrio, a un costado. En una de esas, parece que el actor se entusiasmó, y la apretó contra la pared.
Justo que se estaba poniendo buena la novela, sonó el portero eléctrico, y tuve que ir a la cocina a atender. Pensé que era la Pochi, que a lo mejor se había olvidado de decirme algo, porque había salido a las apuradas.
Pero no.
Lo que se escuchaba eran como gemidos de una chica, y un hombre que decía unas guarangadas, que me hicieron subir los calores.
Para mí que los del cable conectaron todo mal, y el sonido del canal 98 sale por el teléfono del portero eléctrico.
Lo raro es que además de las guarangadas y los gemidos, se escuchaban otras voces, que decían cosas como "A ver si se dejan de romper las pelotas con el timbre", y "Por qué no se dejan de joder con el portero eléctrico a esta hora"
Antes, en las novelas de la tele no se escuchaban esas palabrotas.
Me parece que al canal 98 lo voy a seguir mirando sin el sonido, porque además no puedo andar corriendo del comedor a la cocina y de la cocina al comedor.
Por la cadera, que me está doliendo bastante, últimamente.

viernes, 8 de enero de 2010

Hoy en el canal 98 dieron un programa de turismo



Hoy en el canal 98 dieron un programa de turismo.
Mostraban una familia que salía del estudio con un montón de bolsos.
Del otro lado de la puerta de vidrio, había un auto estacionado, y ellos iban cargando las cosas. Primero en el baúl, y después en el techo.
El hombre y la mujer parece que no estaban de acuerdo en algo, porque se notaba que discutían. Iban con un nene y una nena, que debían ser los hijos, seguro. También parecía que se peleaban. Más bien el nene le tiraba del pelo a la nena, la nena lloraba, y la mamá le pegaba un coscorrón en la cabeza al nene, que ahí empezaba a llorar también. Así, como cuatro veces mientras el hombre cargaba el auto. Se ve que los del canal 98 no tienen mucha imaginación, y repiten las escenas.
En un momento, apareció el actor que hace de descuartizador, y le ayudó al hombre a terminar de cargar los bolsos. ¡A ese lo meten en todos los programas!
Al final, cuando ya estaban por salir, la nena entró y volvió a salir con un caniche de esos blanquitos. ¡Pobre pichicho! Se ve que tenía calor, porque ni bien salió a la vereda, se pegó un chapuzón en el pozo de los arqueólogos, que sigue inundado. Cuando salió, ya no estaba tan blanquito.
La nena lo sacudió un poco, y lo metió adentro del auto.
Ahí arrancaron, y se fueron.
Ahora me voy a preparar unos mates y vuelvo, porque seguro van a mostrar la parte donde llegan a la playa. O a lo mejor iban a las sierras, quién sabe.

jueves, 7 de enero de 2010

La pochi está un poco rara


La pochi está un poco rara
Anoche la llamaron por teléfono, bastante tarde.
Enseguida salió, toda maquillada. Me dijo que tenía una reunión del ministerio.
Ni bien cerró la puerta, puse el canal 98, porque quería ver qué había pasado con la serie policial.
Pero lo que estaban dando era un programa con la actriz esa se parece a la Pochi, esa que la otra vez casi descubre al descuartizador. Ahora se estaba subiendo al mismo auto lujoso. El auto arrancó, y se fue. Qué lástima, justo agarré el final del capítulo.
Entonces me puse a pasar los canales, y en una de esas apareció uno que el sonido que tenía eran los gemidos igualitos a los que se escuchaban en ese que mostraba las rayas que se movían para arriba y para abajo.
Pero ¡este no tenía rayas! ¡se veían las personas!
¡Dios mío! ¡La novela brasileña con la actriz que se parece a la atorrantita del 5º C, al lado de ese canal, parece un programa para niños!
Cuando vuelva la Pochi, le voy a decir que llame a la enfermera que me toma la presión, porque tengo la cara un poco acalorada

miércoles, 6 de enero de 2010

Anoche, en el 98 dieron una serie policial


Anoche, en el 98 dieron una serie policial
Resulta que me levanté a tomar un vaso de agua, porque hacía mucho calor.
Y de pasada se me ocurrió prender la tele para ver que estaban dando en el 98.
En la vereda de enfrente que se ve a través de la puerta de vidrio del decorado, había parado un policía.
No pude ver muy bien, porque adelante estaba todavía la montaña de tierra que dejaron los arqueólogos del documental, pero vi que se le acercó un muchacho , y se pusieron a hablar. En un momento, el muchacho le dio algo, y el policía se lo metió en el bolsillo.
Entonces el muchacho caminó hasta la farmacia de la esquina, que estaba cerrada, sacó un fierro que tenía escondido en la campera, y no sé cómo hizo, pero abrió la cortina metálica, y se metió gateando.
Ahí me entró la duda de si no sería un programa cómico, porque hasta yo me dí cuenta que el muchacho era un chorro, pero el policía ni se avivó.
Enseguida, el muchacho salió gateando, se paró, y se fue caminando de lo más campante.
El policía, mientras, miraba para la otra esquina. ¡Qué pedazo de pavo!
La verdad que era una serie bastante aburrida.
Me parece que me gusta más Policías en Acción. Ahí por lo menos, a los chorros, hacen como que los persiguen.

martes, 5 de enero de 2010

Hoy siguió el documental en el canal 98


Hoy siguió el documental en el canal 98.
Cuando la Pochi se fue para el ministerio, puse enseguida el 98, porque tenía curiosidad con el asunto ese de las ruinas. Al ratito nomás, llegó el camión con los arqueólogos.
Enseguida, uno de ellos bajó al pozo, y salió con un celular en la mano, mostrándoselo a los otros. Seguro que era el de la viejita que se rompió la cadera en el programa de entretenimientos del domingo.
El tipo se lo guardó en el bolsillo, agarró un pico, y se volvió a meter en el pozo.
El jefe de la expedición miraba los planos que tenía en la carpeta, y le señalaba con el dedo dónde tenía que excavar.
En una de esas, el del pico pegó un golpazo, y empezó a salir un chorro de agua enooorme, que parecía una fuente.
El jefe primero se sacó el casco amarillo, lo tiró al piso y le empezó a saltar encima. Se ve que se puso nervioso. Después saltó adentro del pozo, lo agarró del cuello al del pico, y lo quiso ahogar, aprovechando que el pozo ya estaba inundado.
Si se siguen peleando así y no paran el chorro de agua, se les van a arruinar las ruinas.

lunes, 4 de enero de 2010

Ayer, que era domingo, la Pochi salió a tomar algo con unas amigas


Ayer, que era domingo, la Pochi salió a tomar algo con unas amigas. Entonces yo me puse el canal 98, a ver si volvían a dar el programa de entretenimientos.

Y sí. Lo estuvieron pasando toda la tarde, como un programa que tenía Héctor Coire, pero ese lo daban los sábados.
Primero aparecieron unos chicos, que cargaron las vallas del pozo de los arqueólogos en un carro, y se las llevaron. Se ve que era para hacer la prueba más difícil.
Después, empezaron a aparecer los participantes.
Parece que la prueba era que tenían que esquivar el pozo mientras mandaban mensajitos de texto con el celular.
Primero participó una señora, que  no llegó ni a la mitad. ¡Casi se desnuca!
Después, una chica jovencita, que se resbaló y fue cayendo como un tobogán. Se ve que cada uno tiene su estilo.
El que estuvo bárbaro fue un muchacho, que hizo la prueba más difícil porque pasó mandando mensajitos, ¡pero mientras andaba en bicicleta! Ése creo que se merecía el premio, porque se subió a la montaña de tierra y pasó volando por arriba del pozo, hasta el otro lado. ¡Estuvo bárbaro!. Para mí que se estuvo entrenando un montón.
La que me dio lástima fue una viejita, que no sé cómo la dejaron participar. Se ve que no tenía buena vista, porque iba con el telefonito prácticamente pegado a los anteojos. Se patinó, y dio como una voltereta en el aire. Cayó en el medio del pozo, y no salió más. Es una vergüenza: los del canal tendrían que haber puesto a alguien para ayudar a los participantes que no podían pasar la prueba.
Después de un rato largo, apareció una ambulancia del PAMI. Los enfermeros la sacaron del pozo, la pusieron en una camilla y se la llevaron.
Para mí que se rompió la cadera

domingo, 3 de enero de 2010

Ayer a la mañana la Pochi llamó por teléfono a los del cable

Ayer a la mañana la Pochi llamó por teléfono a los del cable.
Yo me quise morir, porque pensé que les avisaba que el 98 anda mal, y que entonces los tipos lo iban a cortar.
Pero no. Escuché que les decía que le desencodificaran no sé qué cosa. No entendí bien de qué hablaba, pero por las dudas no le pregunté.
A la noche, después de la cena, yo me fui a acostar, y ella me dijo que se iba a quedar un ratito más en el comedor viendo la tele.
Yo no me pude dormir, porque en el programa que puso se empezaron a escuchar unos gemidos.
Me hizo acordar al otro día, cuando encontré ese canal con las rayas que se movían para arriba y para abajo, y se escuchaba lo mismo.
Al rato, se asomó para darme las buenas noches.
Tenía la cara muy colorada. Mañana le voy a decir que se haga tomar la presión. Para mí que la tiene alta.

viernes, 1 de enero de 2010

Ayer, en los noticieros se pasaron todo el día mostrando fuegos artificiales


Ayer, en los noticieros se pasaron todo el día mostrando fuegos artificiales.
Empezaron como a las 10 de la mañana en Australia, después siguieron con Nueva Zelanda, Dubai, y no sé cuántos países más con nombres raros.
La verdad, serán muy ricos, muy avanzados, pero son bastante desorganizados.
¿Por qué no esperarán a las doce de la noche para festejar, como hacemos acá?
Cuando la Pochi salió al balcón a mirar las cañitas voladoras, puse un minuto el 98.
No mostraban ningún espectáculo de pirotecnia.
Nada más había dos nenes vestiditos de punta en blanco, tirando cohetes, y revolcándose en la montaña que dejaron los arqueólogos del documental.
Se ve que siguen con poco presupuesto.