el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

viernes, 28 de mayo de 2010

Qué bien que la pasé el fin de semana del Bicentenario!


Resulta que la Pochi tuvo que acompañar al Subsecretario por los actos del Bicentenario, y se fue todo el fin de semana. Creo que tuvo que viajar de nuevo a ese pueblito del norte donde le había tocado ir en el verano. Pero como eran nada más que cuatro días, en vez de conseguirme un viaje a las Termas como la otra vez, me dejó plata y los imanes de los deliverins a mano para que me fuera pidiendo lo que quisiera.

El Sábado, ni bien se fue, puse el 98, para ver si seguían con los festejos. Pero se ve que le habían dado franco a todo el personal del canal, porque lo único que se veía era el estudio vacío. Ni el descuartizador estaba. Cada tanto pasaba un perro por la vereda, y nada más.
Al rato me aburrí, así que empecé a pasar los otros canales. En eso, puse canal 7, y estaban pasando el desfile de los militares. Me hizo acordar a cuando la Pochi era chiquita y la llevaba a la Plaza de Mayo a ver a los Granaderos, y después volvíamos y nos comíamos un locro. Entonces me dio hambre, y llamé al barcito de la esquina. Me dijeron que tenían una promo del Locro del Bicentenario, dos por uno. Así que le dije que me mande dos, para aprovechar, y con una botellita de vino tinto. Mientras terminaba de ver el desfile, me comí todo el locro y me tomé media botella.
A la noche, mostraron un concierto como de doscientas arpas paraguayas, y unas chicas que bailaban con cinco botellas arriba de la cabeza. Ahí me vino la sed, y me terminé el vinito. Dijeron que después venía Leon Gieco, y no me acuerdo quién más, pero no los llegué a ver. Me parece que me quedé dormida. Raro, porque no era tan tarde.

El Domingo me desperté con languidez, así que llamé a la panadería y me pedí una docena de pastelitos del Bicentenario, con doble dulce de membrillo. Los acompañé con un matecito, amargo, nomás, por la diabetis.
A la tarde, mientras veía el desfile de las colectividades, cuando pasaron los italianos, me dio antojo de fideos a la boloñesa, así que llamé de nuevo al barcito, y me los pedí con bastante salsa, y con otra botellita de tintillo. Jiji!
Otra vez me quedé dormida temprano. pero me parece que no me perdí nada porque como llovió, esa noche tuvieron que suspender los festejos. Tanto había insistido el del pronóstico de TN con que iba a llover todo el fin de semana, que al final se largó. Para mí que ese muchacho es medio fúlmine.

El Lunes sí que estuvo entretenido. A la tarde, desfilaron un montón de autos y colectivos como los que había cuando yo era chica. Después, vino el partido de Argentina. Yo no entiendo mucho de fútbol, pero como la gente estaba tan contenta, cada tanto me asomaba por la ventana y tiraba papelitos, como hacen en la cancha. Qué plato, me reía sola!
En eso, en el Canal 13 dijeron que iban a pasar la reconstitución o algo así, del Teatro Colón, así que para no perderme ningún detalle, llamé rápido a "El Repulgue Feliz", que queda en la otra cuadra, y me pedí las Empanadas del Bicentenario, que venían con carne picante, huevo duro, pasas de uva, papa, choclo, y aceitunas. Dos docenas. Y una botella de vino blanco.
Lo del Colón fue medio raro. Primero dieron unos dibujitos animados con instrumentos que se tocaban solos. Y justo cuando tenían que pasar la función de gala, se ve que se les cortó la transmisión, porque empezaron a pasar la grabación de los Martín Fierro. Estaba la alfombra roja, y le hacían reportajes a Susana, a Mirtha, a Chiche Gelbun, a Fernando Bravo, a Ricardo Fort. Como yo ya lo había visto hace como un mes, puse el canal 7. ¡Menos mal! ¡Me estaba perdiendo al Chaqueño Palavecino! ¡Qué voz privilegiada tiene ese hombre! ¡Y después vino La Sole! ¡Cómo revoleaba ese poncho! ¡Y había como dos millones de personas saltando! Del entusiasmo, me puse a revolear el mantel, para acompañar, jijiji! Para mí que abajo del escenario la estaba esperando un remis para llevarla directamente a la partera.
Ahí me agité un poco, así que paré con las empanadas, y las dos que quedaban las guardé en la heladera, y me fui a dormir.

El Martes, que era el Día de la Patria propiamente dicho, me quise dar un gustito para el desayuno, así que llamé de nuevo al barcito, y les dije que me mandaran el Chocolate con Churros del Bicentenario, que venía con una docena y media de churros rellenos con dulce de leche y bañados en chocolate.
No se por qué, pero al mediodía no me dieron ganas de almorzar, y estaba con un poco de modorra, así que me hice una siestita.
Cuando me desperté, estaban anunciando un desfile de carrozas.
Yo me entusiasmé, porque seguro iban a mostrar a la Reina de la Vendimia, la Reina del Salamín Tandilero, ecéctera. Pero como no había almorzado, tenía un hambre bárbaro, así que les pedí a los del barcito que me mandaran la Parrillada del Bicentenario, que viene completita, con matambrito de cerdo, chorizo, morcilla, molleja, tripa gorda y salchicha parrillera, y trae papas fritas a la provenzal. Y encima, de regalo, el postre: Arroz con Leche del Bicentenario, con crema y dulce de leche. Ah! y dos botellitas de vino! uno tinto y uno blanco!
La cosa es que el desfile de las carrozas se ve que era muy moderno, porque mucho no lo entendí. En vez de princesas con vestidos con volados y guantes largos saludando con la manito para acá y para allá, había unos pobres muchachos y chicas colgados de unas grúas, que los revoleaban para todos lados, y encima les tiraban agua. También había cosas que se prendían fuego. Me dió un poco de impresión, pero a la gente parece que le gustaba.
Lo que estuvo bárbaro fue el final. Cantó este muchacho que no me acuerdo cómo se llama. Ese de rulos y anteojos que canta como nervioso, y se rasca la barba todo el tiempo. Ya me voy a acordar. La cuestión es que estaba todo de blanco, y cantó varias canciones, y otra vez había millones de personas. Ahora que lo pienso: el gobierno debe haber gastado una fortuna en choripanes para llevar tanta gente.
La cosa es que me fui emocionando cada vez más, y cuando cantaron el himno, justo yo me estaba por tragar la última cucharada de arroz con leche, pero en la parte que dice "O juremos con gloria a morir" me entusiasmé tanto, que me puse a cantar y a saltar con todo.

Después no me acuerdo nada más.

Acá donde estoy ahora hay una tele. Pero pasan un programa muy aburrido. Nada más se ve una rayita que hace como montañitas y pasa todo el tiempo para el costado, y hace un ruidito, como pip, pip, pip.
Tengo un control remoto, pero todavía no me pude enterar si se ve el canal 98, porque cada vez que aprieto el botón para cambiar de canal, se me aparece una chica muy amable, toda vestida de blanco, y me pregunta si necesito algo.


Photobucket

12 comentarios:

  1. ¿Alguien sabe qué día es hoy?
    ¿Falta mucho para el 9 de Julio?

    ResponderEliminar
  2. Me invita a festejar con usted??? se lo pasa pipa, eh.... Y eso que no estaba el descuartizador...

    ResponderEliminar
  3. hay!! nooo!! me muerrooo!! le subio la presión no? mamadelapochi?? tanta comida y tanto vinito!!! festejó a lo loco!!!!

    ResponderEliminar
  4. Tanta alegría seguida le va a hacer mal! Viva la Patria Carajo!!!

    ResponderEliminar
  5. la internación un castigo divino a la mamá de la pochi frente al abandono del canal 98 (único que no trasmitía los festejos), o a la pochi misma que se rajó con el subsecretario ese?

    ResponderEliminar
  6. con el relato de la entrega de los martin fierro y el bicentenario muy lucida igual la mama de la pochi!!! lo unico se le fue la mano con la comida y el vinito de la emocion!!!! jaja
    Luli

    ResponderEliminar
  7. Para otro aniversario aviseme, que le tira el cuerito Doña Ramona del barrio mío, santo remedio

    ResponderEliminar
  8. Pooobreee, también se mató...
    Le tiene que decir a la doñamaría q le dure el empacho... con la cinta, q tb es efectivo.

    ResponderEliminar
  9. El 9 de julio llegará en un periquete. Yo preparé tortas fritas y las puse en el freezer para no perderme los actos donde no se escatima la luz...
    ¿No le cobran al estado verdad?
    3ºC

    ResponderEliminar
  10. hay mama de la pochi, tiene que cuidarse mas en las comidas y en la bebida, ya sabe que los exesos son malos, cuidese....... pablo

    ResponderEliminar
  11. Casimaestrajubilada30 de mayo de 2010, 12:09

    Haga como yo, cuídese. Acuérdese que en 6 años hay que empezar a darle al menú del bicentenario de la independencia!... Aunque reconozco que a un choripan del bicentenario le entré.
    La "casimaestrajubilada" desde Santa Teresita.

    ResponderEliminar
  12. Ay, chicos!
    Gracias por preocuparse tanto por mi salud!
    No me acxuerdo bien qué fue lo que pasó cuando estaba cantando el himno tan entusiasmada con Fito Paez ¿Vieron que ya me iba a acordar cómo se llamaba?
    Para mí que co los saltos, me atraganté con el arroz con leche, y eso me provocó un vahído.
    Hoy me vino a ver el Doctor del PAMI y me dijo que mañana me da de alta.
    La Pochi ya me avisó que me va a poner a dieta, pero yo abajo del colchón tengo escondidos unos pastelitos y unas mollejitas que me sobraron, Jijiji!!

    ResponderEliminar