el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

martes, 10 de agosto de 2010

Se ve que el canal 98 estaba perdiendo raitin


Eso digo yo, porque hoy al mediodía lo puse para ver qué estaban dando, y resulta que estaban de nuevo con el programa de los premios. Y yo se que en la tele, cuando andan flojos de televidentes, enseguida ponen un concurso.
Resulta que en el escritorito que está al lado de la puerta de vidrio, estaba sentado el conductor del programa. Bah, era el mismo que hace de descuartizador, y que cuando no hay programas lo ponen a encerar el piso del estudio, o a lustrar la manija de la puerta. Cuando no se les ocurre mandarlo a regar la vereda, a la mañana tempranito. Para mí que los dueños del canal, que ya no saben qué hacer con la plata, deben haber sembrado soja entre las baldosas, y lo tienen a ese pobre hombre trabajando de peón rural, como si fuera poco con todas las demás tareas que le dan.
Pero ya me fui por las ramas.
La cosa es que el conductor del concurso estaba ahí, en el escritorito, esperando a los participantes.
La primera que llegó fue una que era bastante parecida a una que vive en el 10º D, que me contó la Pochi que tiene una enfermedad con un nombre raro: clastrobofia, claustofrosia, algo así. Ya me voy a acordar.
La señora entró, saludó al conductor, y se metió en la puerta de los puntos. Ahí el cartelito que está arriba de la puerta empezó a sumar: uno, dos, tres, ecéctera, ¡y llegó hasta diez! ¡Qué suerte tuvo esta participante!, pensé yo. ¡Es la primera que juega, y saca el puntaje máximo! ¡Y encima el número diez se puso a titilar! ¡Se prendía y se apagaba, se prendía y se apagaba, se ve que había sacado doble premio, o algo asi!
El conductor, que se había quedado con cara de aburrido en el escritorito, de repente se paró como si hubiera escuchado algo, y arrimó la oreja a la puerta de los puntos.No sé qué fue lo que escuchó, porque el 98 sigue sin sonido, y en blanco y negro, pero se agarró la cabeza y subió corriendo por la escalera que está al lado de la puerta de los puntos.
Yo me quedé intrigada por saber qué había pasado, pero como a la hora me aburrí, porque no pasaba más nada, y me puse la novela del 9.
La cosa es que me ví como tres novelas seguidas, y se me pasaron dos horas más. De repente me acordé de la concursante, y volví a poner el 98. Justo el conductor le estaba abriendo la puerta de vidrio a dos señores que traían unos bolsos con herramientas, y los tres subieron corriendo la escalera. Otra vez me quedé esperando como una hora, a ver si salía la participante con el premio, pero nada. Así que me puse a ver un programa de comidas, y me aprendí a preparar un crocante de polenta con girgolas sobre colchón de hojas verdes, que no sé bien qué era, pero quedaba bastante lindo.
Cuando me quise acordar, ya eran como las seis de la tarde, así que volví a poner el 98, y ahí sí apareció la señora que había ganado el premio. Lo raro es que  se la estaban llevando unos médicos en una camilla, con oxígeno y todo. Para mí que se ganó una casa prefabricada, o cien mil pesos, como en el programa de Susana Giménez, y se descompuso de la emoción.
Enseguida que se la llevaron, el conductor pegó un cartelito en la puerta de los puntos. Yo no alcancé a ver qué decía, pero seguro era que se había suspendido el concurso. Digo yo, porque al ratito llegó otro participante, ese que se parece al viejito del 9º A, que sufre del corazón y tiene puesto un marcapasos, y cuando lo leyó, se sentó en la escalera y se puso a llorar. ¡Pobre, se ve que estaba muy ilusionado con ganarse algún premio! 

Photobucket

8 comentarios:

  1. Qué suerte que tenen los que viven en edificios y tienen canal 98!
    Mi sistema de cable no me da ese beneficio...

    ResponderEliminar
  2. a mi los botones del control 9 y 8 los tengo trabados porque una vez metí el mantel al lavarropas con agua bien caliente porque mi marido que es un animal lo manchó con tuco y resulta que cuando lo saqué había quedado el control remoto dentro del mantel y así fué que se me derritieron esos botones..pero mañana paso por ahí y lo vemos juntas.cora.

    ResponderEliminar
  3. con agua caliente se van las manchas de tuco?marta

    ResponderEliminar
  4. no lo sé...yo pruebo..yo también soy un poco salvaje..sino no hubiera metido el control remoto dentro del lavarropas..

    ResponderEliminar
  5. Ay! A mí me pasó lo mismo! Me quedé dormida haciéndome un baño de pies, y se me cayó el control remoto adentro de la palangana. Cuando me desperté y lo rescaté, no andaba ningún botón. Así que lo puse a secar en el microondas. Pero empezó a hacer chispazos, y ahora no funciona ninguno de los dos aparatos. Es que los aparatos electrónicos de ahora son muy delicados, no como antes, que si la tele no se veía bien, se solucionaba con una papa y dos agujas de tejer...

    ResponderEliminar
  6. Querida vecina: Es muy bueno mirar la vida por TV. Siempre nos da la posibilidad de crear el mundo a nuestra medida.
    ali

    ResponderEliminar
  7. Ay, mi Dio! Esto es pior que ver las noticias!!!!

    ResponderEliminar
  8. que pecado, quitar la señal del 98 para ver tres novelas del 9.

    ResponderEliminar