el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

miércoles, 27 de octubre de 2010

A la Pochi le tocó ir a censar...


Resulta que vino el otro día y me dijo que como tiene el título de Maestra Normal, le tocó ir a hacer el Censo Nacional.
Yo me hice mala sangre, porque en TN dijeron que este va a ser el censo del miedo, y que entonces nadie va a abrir la puerta, porque seguro que el que toca timbre va a ser un motochorro disfrazado de censista. Y también dijeron que las maestras que les toca censar tienen miedo de entrar a las casas porque las pueden violar.
Antes, cuando venía el censista, uno lo esperaba con mate y facturas, pero parece que ahora cuando hay un censo, la gente aprovecha para salir a asaltarse y violarse unos contra los otros. ¡Qué tiempos, Dios mío!
Pero la Pochi me dijo que me quedara tranquila, que como en el Ministerio ella está de secretaria del Subsecretario, le consiguieron que le toque censar por acá cerca, nomás, así no tiene que andar por barrios peligrosos.

Así que hoy tempranito, ni bien salió, yo me preparé un mate cocido, y me puse a mirar el canal 98.

Justo estaban dando un programa instructivo sobre el censo.

En el estudio, estaba el actor que hace de descuartizador (¡pobre hombre, ni el día del Censo lo dejan descansar!¡Y eso que es Feriado Nacional!) y una chica que seguro hacía de censista. ¡Qué plato! ¡Era recontra parecida a la Pochi!. La cosa es que el descuartizador le había dejado a la censista el escritorito que está al lado de la puerta de vidrio, para que la chica trabajara cómoda, se ve.
¡Claro! Ahora que me acuerdo, en TN dijeron que como la gente de bien no iba a dejar entrar a cualquier asesino cereal disfrazado de censista a su departamento, se iba a poder contestar las preguntas en la puerta de calle, o en el palier del edificio.

La cosa es que la censista estaba sentadita, con sus planillas, y el actor le hacía de secretario. ¡Qué buen actor que es! Ahí estaba todo modosito, si hasta le cebaba mate a la chica. ¡Y pensar que cuando trabaja en la serie de la noche, se la pasa sacando las bolsas con los pedazos de gente descuartizada a la vereda, como si nada!

Los que hacían de censados iban apareciendo por la puerta de los puntos. Eran casi todos los actores que trabajan en el canal 98.

Primero apareció la diputada del perrito, esa que se parece a la vieja del 3º B, con el perrito a upa. Al ratito nomás de empezar a contestarle las preguntas a la censista, se ve que se pusieron a discutir. Me pareció por los gestos que hacían, porque el 98 sigue en blanco y negro y sin sonido. La diputada le mostraba el perrito y después le golpeaba con el dedo índice la planilla, y la censista le hacía que no con la cabeza. Se ve que la señora quería que lo censaran también al perrito, y la chica le explicaba que el Censo es solamente para personas humanas, y  no para animalitos de Dios. No se pusieron de acuerdo, y cuando la diputada ya se estaba yendo, el perrito saltó arriba del escritorio y le pishó todos los papeles. ¡Pobre chica, si  empezó así, lo que le espera...! ¡Me dió lástima, porque no tenía pinta de criminal, y además era tan parecida a la Pochi!

Después, le tocó a ese actor que es igualito al viejito del 9º A, que es delicado del corazón y tiene puesto un marcapasos. Como se ve que el viejito no oye bien, la censista le tenía que repetir varias veces cada pregunta, así que tardó un montón en censarlo. Se ve que el pobre hombre se descompuso de estar tanto tiempo parado, y le agarró como un soponcio. La cosa es que el descuartizador lo ayudó a recostarse en el piso, le dio un vaso de agua, y se puso a llamar por celular, seguro que a la ambulancia. 

Como me dió impresión por el viejito, me quise distraer, y  puse un ratito TN. Estaban entrevistando a una señora que estaba en su casa, atrás de la reja, abrazada a su perro que le mostraba los dientes al periodista. Decía que ni loca iba a atender a ningún  asaltante depravado disfrazado de censista. 
Ahí me agarraron palpitaciones, así que volví a poner el 98.

Justo estaban censando a un matrimonio, que me hizo acordar a los que viven en el 8º C, que son muy religiosos, y tienen como ocho hijos. La cosa es que estaban con todos los críos, que eran bastante más educados que el perrito de la diputada, porque mientras los papás contestaban las preguntas se quedaron quietitos y en fila, como soldaditos. Ni se tentaron con ir a jugar adentro del agujero de los arqueólogos, que entre parentis sigue ahí, en el medio del piso del estudio. ¡Ni para el día del Censo fueron capaces de taparlo!

Igual, para mí que la censista de los ocho debe haber anotado solamente a cuatro o cinco, porque en TN también dijeron que en este Censo no iban a poner las cifras verdaderas, para que no se sepa que hay inflacción.

Mientras, el descuartizador, seguía llamando por celular, porque la ambulancia no venía, y el viejito seguía recostado ahí en el piso. 

Enseguida mostraron dos casos para explicar que a la gente se la censa en el domicilio donde pasó la noche anterior:
Primero, llegó desde la calle la actriz esa que se parece a la atorrantita del 5º C. Venía caminando medio a los tumbos, con una botella de cerveza en la mano. El descuartizador le abrió la puerta de vidrio, y cuando la chica se paró enfrente del escritorito para que la censaran, la agarró del hombro y la acompañó hasta la puerta de los puntos.
Después, apareció otra actriz. Esa que es parecida a la mujer del farmacéutico que hace guardia de noche, que vive en el 6º B. Estaba con un muchacho musculoso que la iba agarrando del culo. Pasaron de largo enfrente de la censista, y la mujer le abrió la puerta de vidrio al muchacho para que saliera. Pero el descuartizador los agarró del brazo a los dos, y los hizo parar bien derechitos  frente al escritorito, y la censista se puso a llenarles las planillas. ¡Se ve que el descuartizador se estudió bien el reglamento del Censo!

Como me quedó la curiosidad con la señora del perro furioso, puse de nuevo un ratito TN. Estaba el periodista con un grupo de vecinos en una esquina, todos con palos y a los gritos. Decían que eran de un grupo de Feisbux, o algo así, y que si aparecía el censista lo iban a atender ahí en la calle, y en cuanto se hiciera el loco y los quisiera asaltar, ya iba a ver lo que le pasaba.
A mí me empezó a doler la nuca, como cuando me sube la presión, así que puse otra vez el 98

Justo el descuartizador le estaba abriendo la puerta de vidrio a los médicos de la ambulancia, que recién llegaban. Lo revisaron al viejito,  lo pusieron en una camilla y se lo llevaron. Cuando pasaron frente al escritorito, uno de los doctores se acercó a la censista y le habló en el oído. No se qué le habrá dicho, pero la chica buscó entre las planillas que había hecho, agarró una, y la rompió en pedacitos. Después guardó todos los papeles en una carpeta, lo saludó al descuartizador, y se fue. Pero en vez de irse a la calle por la puerta de vidrio, ¡se metió en la puerta de los puntos! ¡Qué plato! ¡Esa chica es parecida a la Pochi, y despistada como ella!

Ahora que lo pienso, se me pasó el día mirando la tele, y el censista por acá ni apareció. ¡Ay, Dios! ¡Ahí está queriendo abrir la puerta! ¡Ni siquiera toca el timbre! ¡Seguro que es uno de esos chorros asesinos violadores de ancianas que estuvieron mostrando por TN! ¡Yo no le abro! Pero si no le contesto, va a marcar la puerta pensando que no hay nadie, para que después venga un cómplice a desvalijar el departamento. Ya sé: yo agarro el matagatos del finado mi marido, que lo tengo guardado arriba del ropero, y  directamente le pego un escopetazo a través de la puerta.
¡No le van a quedar ganas de robar y violar ancianas indefensas, a ese degenerado!

Photobucket

10 comentarios:

  1. Ay, ay, ay... qué final, señora mía... espero que su puntería sea tan mala como su vista, por el bien del hilo narrativo...

    ResponderEliminar
  2. Y sí, esperemos que la pólvora de las balas esté húmeda para que no pase a mayores...

    ResponderEliminar
  3. me duelen los carrillos de reirme...

    ResponderEliminar
  4. capaz que era morochito y con gorro, seguro, seguro asesino serial

    ResponderEliminar
  5. cuando leo lo que dice lamamadeapochi escucho a gasalla haciendo de abuela. seguramente si le hicieras llegar tus notas se iteresaría.

    un abrazo

    Ruben

    ResponderEliminar
  6. ..menos mal q puso la del 5º "C", me dió una cosa, es q vivo en el quinto.


    Angie

    ResponderEliminar
  7. jajaja, "asesino cereal", buenisimo, Doc. espero que todo esto no termine en u hecho trágico!!
    mariana.B

    ResponderEliminar
  8. Me atrae tu blog porque sos un poco raro. :)

    Te vengo a leer con mas tiempo.

    Un abrazo grande

    petra

    ResponderEliminar