el canal 98
(la vida, vista desde la cámara del palier de la planta baja)


La Pochi finalmente se decidió, y contrató la TV por cable.

Lamamádelapochi descubrió un canal que la tiene atrapada, y cuenta lo que ve
..............................................................................................................................................................................

miércoles, 8 de diciembre de 2010

En el canal 98 empezaron con el espíritu navideño


Resulta que esta mañana bien tempranito, puse el 98 para ver si decían algo del robo de las joyas de Mirtha Legrand, pero no había ningún noticiero. Estaba el estudio vacío.
En eso, apareció el actor que hace de descuartizador, cargando una caja enorme, y la apoyó en el piso al lado de la puerta de vidrio. Yo pensé: seguro que como la policía debe haber descubierto que a los descuartizados los sacaba a la vereda en esas bolsas negras, ahora cambió de envase para no despertar sospechas, y los saca en cajas.
Pero  no. Se arrodiló al lado de la caja, y empezó a sacar distintos ojebtos.
Primero, sacó una maceta grandota. Yo pensé: seguro que es un programa de jardinería, y van a explicar cómo hay que hacer para cultivar lechuga, repollo, zapallitos, porotos, ecéctera, en el balcón, que ahora está de moda hacer la huerta en el balcón.
Pero no. Después de la maceta, sacó unos palos con flecos, y los fue enroscando uno con otro, hasta que le quedó un palo solo, que era más alto que él. Entonces agarró el palo, y lo clavó en la maceta. Yo pensé: debe ser uno de esos programas de concursos, y ahora vienen los participantes a embocar argollas en el palo, y se llevan un premio.
Pero no. El Descuartizador se puso a estirar para los costados esos flecos que tenía el palo, y ahí me dí cuenta: ¡estaba armando un arbolito de navidad para decorar el estudio! ¡Se ve que al canal no le fue tan mal con el raitin, porque este árbol es mucho más alto que el del año pasado!
Después fue sacando de la caja unas bolas de distintos tamaños, y las fue colgando de las ramas del arbolito:
las más grandes en las ramas de abajo, las medianas de las ramas del medio, y así succesivamente, hasta arriba de todo.
Después le puso como unos collares de perlas larguísimos, que se los fue enroscando todo alrededor.
Después, sacó de la caja una guirnalda de lamparitas, y también las enroscó por todo el árbol.
Al final de todo, se subió a un banquito, y en la punta, arriba de todo, le puso una estrella preciosa, con cola y todo. Se bajó del banquito, se corrió un poco para atrás, y se puso a mirar el arbolito con las manos en la cintura. Se ve que estaba contento, porque la verdad que le quedó hermoso. Lástima que el 98 se sigue viendo en blanco y negro, porque en colores ese árbol debe ser un espectáculo.
Entonces se acercó de nuevo, le acomodó unas bolas que estaban un poco torcidas, y enchufó la guirnalda de las lamparitas.
Ya me parecía que estos de canal no podían hacer todo perfecto: en seguida que las enchufó, las lamparitas empezaron a fallar. Estaban un ratito prendidas, y un ratito apagadas. Un ratito prendidas, y un ratito apagadas.
 No hay caso con estos del 98. Siempre le faltan cinco para el peso.

Photobucket

2 comentarios:

  1. recien descubro este lugar...que lindoooooo!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo pensé que e descuartizador era también el chorro de Mirtha!!! Así todo quedaba en casa...

    ResponderEliminar